Bozal para perros

En ciertas ocasiones es necesario que nuestro perro lleve un bozal en determinadas circunstancias. Debemos tener en cuenta que el bozal debe ser lo más cómodo posible para nuestro amigo de cuatro patas y además tiene que permitir el jadeo e incluso poder beber agua.

Siempre tenemos que tener en cuenta que la comodidad de nuestro amigo peludo es lo primero, así que deberemos estar seguros de que el bozal elegido sea ergonómico, hecho con materiales agradables y seguro para él.

La seguridad es algo que se debe tomar en cuenta al momento de sacar a pasear a tu perro, sobre todo en los primeros días que aprende a pasear contigo. Solo con prevención y usando bozales para perros podrás caminar tranquilo sin la incertidumbre de que tu mascota pueda dañar a otro perro o persona. También es una medida de protección frente a terceros si tu perro es agresivo, además debes cumplir con la normativa de la ciudad.

Entonces, por cualquiera que sea el motivo de seguridad, en Paraperros.fun, contamos con una variedad de bozales para perros que se acomodará al tamaño del hocico de tu mascota, ya que están disponibles en diversas tallas, materiales de fabricación como nylon, plástico, cuero e inclusive metálicos.

Bozales para perros grandes

En algunas ocasiones los perros podrían mostrarse dóciles para salir, mientras que otros podrían estar algo nerviosos para ir al veterinario o al peluquero de perros. Es así que para proteger a terceros de cualquier tipo de reacción fuera de control y que afecte a otras personas o animales, lo mejor será prevenir, sobre todo con ejemplares gigantes donde se recomienda comprar bozales para perros grandes de marcas reconocidas. Tenemos a Kruuse, Trixie, Karlie, Nayeco, Julius, Moly, Wuapu entre otros..

Bozales para perros pequeños

Si tu mascota es todavía un cachorro o es de raza pequeña contamos con el bozal para perros pequeños perfecto que se ajuste a las necesidades básicas. Tendrá la libertad de poder tomar agua o incluso ladrar. Recuerda que este dispositivo nunca debe ser utilizado como un mecanismo inhibidor de ladridos. Tú debes tratar de comprender la razón detrás de los ladridos y utilizar la técnica de la recompensa para moldear el comportamiento en positivo.

 

¿Cuándo debe llevar bozal un perro?

El bozal para perros es de uso obligatorio para los considerados perros potencialmente peligrosos, es decir, aquellos que se encuentran catalogados como tal en el BOE o Boletín Oficial del Estado (España), no obstante, también puede ser una herramienta imprescindible para aquellos adiestradores caninos profesionales que realizan sesiones de modificación de conducta con perros que presentan agresividad, coprofagia u otros problemas del comportamiento que puedan requerir el uso del bozal.

No obstante, no de se debe utilizar bozal en el perro de forma permanente (exceptuando cuando está prescrito por un especialista titulado, como un veterinario o adiestrador canino profesional), para tratar los trastornos relacionados con la separación o como método de castigo. Tampoco debemos poner bozal a nuestro perro en casa sin supervisión, pues podríamos generar un cuadro grave de estrés y ansiedad en el perro.

 

Bozal para perros de tela o nylon

El primer bozal que te mostramos se conoce como "bozal de tela", "bozal de nylon" o "bozal cerrrado". A simple vista puede parecer más cómodo, ligero y estético que otros tipos de bozal, no obstante, recomendamos utilizarlo únicamente ante una emergencia o en ocasiones muy puntuales.

A diferencia de otros tipos de bozal, este modelo no permite que el perro pueda jadear, algo imprescindible para que pueda regular su temperatura corporal. Recordemos que los perros no sudan, sino que expulsan el calor del cuerpo mediante el jadeo, un mecanismo fisiológico del organismo. Otro inconveniente que presenta este bozal es que el perro no puede beber agua comer o ladrar, aumentando así los niveles de estrés y favoreciendo la aparición de un golpe de calor en el perro, una emergencia veterinaria muy grave.

Si bien se trata de un bozal muy económico, debemos ser conscientes de sus desventajas, que afectan directamente a la salud del can. Evita utilizarlo para pasear, realizar ejercicio físico o cualquier otra actividad duradera y hazte con él si solo vas a utilizarlo en circunstancias muy concretas.

 

Bozal para perros de cesta o de rejilla

Este segundo bozal es conocido como "bozal de cesta", "bozal de rejilla" o "bozal de canasta" y puede estar elaborado de materiales muy distintos, desde metal hasta plástico. A diferencia del bozal de tela, el perro será capaz de jadear, beber y hasta recibir premios con él puesto.

Es especialmente indicado para aquellos perros que deben utilizarlo de forma regular, como pueden ser los "perros potencialmente peligrosos" (american staffordshire terrier, pit bull terrier americano, stafffordshire bull terrier...) o aquellos que presentan problemas del comportamiento.

Este bozal es más fácil de positivizar que el anterior, ya que es más cómodo, lo que favorecerá que el perro tolere mejor su uso. Además, es mucho más seguro y resistente, especialmente si elegimos uno de buena calidad.

 

 

Bozal para perros braquicéfalos

Seguro que alguna vez has oído hablar de las razas de perros braquicéfalos, como son el bóxer, el carlino, el bulldog francés o el dogo de burdeos entre otros. Estos canes se caracterizan por poseer un cráneo redondo y un hocico achatado que les ofrece una apariencia muy singular. Sin embargo, esta característica no repercute únicamente en su aspecto, sino que les predispone a padecer problemas de salud, generalmente relacionados con la respiración.

Precisamente por esta condición es imprescindible que dediquemos tiempo a buscar un bozal adecuado, aunque no siempre es sencillo encontrarlo, pues los bozales para perros molosos y braquicéfalos no están disponibles en todos los comercios. Puede ser interesante revisar tiendas especializadas o bien tiendas online para encontrarlos.

Una vez más resaltar la importancia de elegir un bozal de cesta por encima de aquellos de tela que no dejan jadear adecuadamente al perro, pues especialmente en este caso podemos provocar problemas graves de salud.

 

Bozal de lazo, adiestramiento o anti-tirones (halti)

Seguro que has visto alguna vez este tipo de "bozales", no obstante, es importante señalar que no es un bozal, sino una herramienta para evitar que el perro tire de la correa. Al igual que los arneses anti-tirones, el "bozal de lazo" o "bozal de adiestramiento" resulta molesto para aquellos perros que tiran, haciendo que paseen con más tranquilidad. No obstante, se debe tener en cuenta que puede resultar molesto para el perro, pues limita los movimientos naturales del can durante el paseo.

Así mismo, también cabe destacar que el bozal halti no enseña al perro a pasear sin tirar, pues para un correcto aprendizaje se deben realizar sesiones de adiestramiento que fomenten que el perro aprenda a pasear sin tirar.

ozales cómodos para perros

Pensados para aquellos perros que deben utilizar el bozal de forma diaria o muy regular, algunas marcas venden bozales alcochados, que hacen más llevadero su uso. Así mismo, algunas personas deciden fijar espuma u otros materiales en la zona superior para ello.

¿Cómo elegir un bozal para un perro?

Como te hemos explicado anteriormente, el bozal de cesta es el mejor que podemos adquirir, pues permite el jadeo, que el perro beba agua e incluso que podamos premiarle con snacks para perros si estamos trabajando. Además, el bozal de rejilla es sin lugar a dudas el más seguro.

Toma nota de las siguientes características que debe tener un buen bozal para perros:

  • Resistente
  • Seguro
  • Buenos materiales
  • Apropiado para la raza
  • Cómodo

¿Cómo acostumbrar a un perro a usar bozal?

Para terminar, no podíamos pasar por alto uno de los aspectos más relevantes a la hora de utilizar un bozal: hacer que el perro lo asocie de forma positiva y no intente quitárselo. Para ello utilizaremos el refuerzo positivo, ya sea mediante premios, caricias, palabras amables o felicitaciones. ¡Todo vale!

Antes de empezar a utilizarlo de forma regular (exceptuando en aquellos casos que sea de uso obligatorio o que esté prescrito por un profesional) debemos trabajar un mínimo de dos semanas fijándonos en el lenguaje canino para cerciorarnos que nuestro perro lo tolera o, por el contrario, se siente incómodo.

 

 

Deja un comentario